Review: coloretes Soft Touch Blush de Kiko

Blush
Hoy, esperando que los Reyes Magos os hayan dejado muchos regalos, os traigo el primer review del año, que, para empezar con buen pie, es de un producto muy interesante y que me gusta mucho. Se trata de los colores Soft Touch Blush de Kiko, o en cristiano, los coloretes normales en polvo compactos de la popular marca. Nunca había probado con estos coloretes, y me alegro de haberme lanzado, porque son los que estoy usando para el ajetreo diario y cada día me gustan más.


He decidido enseñaros en una sola review dos de los tonos que tengo: el 108 Orange Coral y el 109 Candy Rose. Tengo alguno más, pero os lo enseñaré otro día. Estos dos tonos los elegí porque van bien con mi tono de piel invernal (muy pálido). Hay más tonos donde elegir, algunos mates, otros con brillos, otros más veraniegos y otros más invernales, y os recomiendo que los probéis in situ para poder apreciarlos todos antes de decidiros por alguno.

PRESENTACIÓN

Como sabréis, los envases de Kiko no son especialmente llamativos. Los coloretes vienen en una cajita redonda con la firma de la casa en letras blancas serigrafiada sobre la tapa. El plástico de la caja tiene el mismo acabado que los envases de NARS, es decir, ese mate aterciopelado que con el tiempo se pone perdido. Aun así, es un envase agradable al tacto, y lo mejor, incluye un espejito muy hermoso para poder mirarnos cuando no estamos en casa.


108: ORANGE CORAL

Empezaré con el tono 108 que me parece básico y muy útil en el día a día. En cuanto lo probé supe que me lo llevaría seguro, y no dejo de usarlo.


Orange Coral es un tono anaranjado, coral, no demasiado estridente, y totalmente mate. Es muy apropiado para pieles pálidas, es bastante natural, y es compatible con cualquier estilo de maquillaje, al ser un color más bien neutral.


Hay que tener un poco de cuidado al aplicarlo, porque de primeras parece que no se va a notar nada, pero con la brocha coge bastante poderío y pigmenta muchísimo. Aquí lo veis sobre el dedo, aunque hice las fotos con demasiada luz y apenas se aprecian los matices.


Yo aplico este colorete bajo el pómulo para un ligero sculpting, y de ahí lo voy extendiendo hacia la manzana. Creo que cuando se me termine repetiré con él, porque al ser mate y de un color tan natural, lo considero bastante básico.


 109: CANDY ROSE

Candy rose es un colorete que quizás no guste a todas. Es de esos coloretes muy pálidos (tipo Benefit) que más que nada sirven para iluminar la manzana del rostro. Tiene incluso un matiz neón que me encanta...


La verdad es que un color tan pálido no llegará a sonrojar las mejillas, pero sí que da un aspecto más joven y luminoso a la cara. Es apto para cualquier ocasión, aunque si os gusta llevar las mejillas más coloraditas, seguramente os parezca un poco soso.


El Candy Rose me gusta porque no tiene un subtono frío. Es un rosita muy dulce que aunque no marque mucho la mejilla, se nota. Este tipo de coloretes rosa muy pálido se suelen usar junto con un bronceador o un colorete en tonos tierra, donde el colorete oscuro se usa para marcar las zonas "hundidas" del rostro (efecto sculpting) y el rosita se aplica en la manzana y pómulo. 


Yo lo encuentro muy bonito para usar en cualquier ocasión, y para los retoques va bastante bien.


En realidad, ambos colores son bonitos siendo diferentes. A continuación os dejo una comparativa sobre la mano, donde veréis que mientras que uno aporta color (Orange Coral, el de debajo), el otro aporta luminosidad (Candy Rose, el de arriba).


¿Cuál os gusta más a vosotras? ¿Os gustan los coloretes muy pigmentados o preferís tonos suaves? ¿Habéis probado los coloretes de Kiko? ¿Os han dejado muchas cosas los Reyes Magos?

6 comentarios:

  1. No está mal tener algún colorete clásico en el neceser, siempre son útiles.

    ResponderEliminar
  2. Adoro el maquillaje, asi que seguro que pruebo alguno. Espero que te pases por mi blgo y me sigas. Yo te sigo sin pensarlo. UN BESO!

    http://thegirl26.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo el 103, es muy potente el color, pero me encanta y es muy favorecedor, hay que tener cuidado con la cantidad para no parecer Heidi.
    Soy muy blanquita y el rosita me ha gustado mucho, creo que me quedaría bien, gracias por la sugerencia!!
    un saludo

    ResponderEliminar

Quizás también te interese...