El perfume de Lady Gaga: Fame


Aunque nunca hablo de perfumes, siento la extraña necesidad de mostraros esta imagen. Es la campaña del nuevo perfume de Lady Gaga, Fame, que estará a la venta en septiembre de 2012.

No os voy a transcribir la aburrida nota de prensa que recoge sus bondades, pero sí que os diré que no pone nada de que huela ni a semen ni a sangre como se dijo hace un tiempo. Al contrario, sus notas son a miel, azafrán y melocotón, para desembocar en un aroma a jazmín y orquídea. Vamos que lo tiene todo, es frutal y floral, ahí es nada.



No me puedo quedar sin comentar la estética del anuncio. Demasiado oscura. La Gaga que hizo furor en su día, en los tiempos de Poker Face y Bad Romance, destilaba futurismo, mucho metalizado, mucho glitter, lazo de pelo, rayo davidbowiano pintado en la cara y flequillo recto oxigenadísimo. Una mezcla entre Rafaella Carrá y Astraco que de alguna forma resultaba harto atrayente.



Como tantos artistas, con el nuevo disco vino un nuevo look y aquí creo que la cagó (con perdón), musicalmente (muy empalagosa y caricaturesca de sí misma) y estilísticamente (ya no vale con imitar a Madonna).


Me hubiera gustado más un cartel con los tintes horterillo-futuristas de la Gaga de antes en lugar de ese desnudo innecesario con esos señores escalando por su cuerpo, por no hablar de la ausencia de colorido, que todo tan negro y tan oscuro dan ganas de llorar, o de beberse el perfume on the rocks para olvidar en lugar de echárselo.



En honor a la frescura perdida, ilustro este post con imágenes de cuando Gaga "molaba".

¿Echaréis un vistazo a este perfume aunque sea por curiosidad? ¿Qué opináis de que las celebrities vendan perfumes con su nombre? ¿Os gusta Lady Gaga?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quizás también te interese...